OPInando de la OPE. ¿SAStifechos?

Antes de que el alba despuntara, poníamos rumbo al lugar donde se desarrollaría el examen. Una hilera de coches desfilaba por la autovía; si, yo diría que son enfermeros. Íbamos creando señales luminosas (como en el pasillo de los aviones) imposible que hubiera lugar a la duda sobre donde teníamos que dirigirnos. La universidad empezaba a llenarse, la gente se amontonaba en la entrada del aulario, los sindicatos nos llenaban de propaganda para que tengas recursos para tapar la culpa post-examen si no has estudiado y también de bolis y gominolas. Ya no había excusas! :p estábamos listos.

Algunos con sueño, otros con su energía y con la de los demás. En verdad daban ganas de haber ido en bata de casa, los domingos son de guardar y estar cómodos aunque sea en un examen. Salir de la cama de golpe no es lo mejor. Otro parecían que no habían pisado la cama o que se levantaron con el ánimo subido y se pusieron de gala. Cada uno se prepara para el examen como quiere, para gustos los colores :).

gente 2

En el ir y venir de gente localizando su clase, saludos de compañeros de trabajos y de otros tantos que llevaban tiempo sin verse, y se escuchaban frases como “que se note aunque sea que hemos echado la inscripción” “Que dios reparta suerte” “¿Qué preguntarán? “Igual nos cae la breva” “Vamos a echar la quiniela”…. jajaj bueno, ahora parece que no soy la única que no estaba 100 % segura de lo que venía a hacer. Localizo mi clase, bueno la numero 13… no me dejare influenciar …

aula 13

A las 8:20 ya estábamos sentados en el aula, ausencias y algún DNI caducado, la imposibilidad de usar tapones porque no estaba indicado en las instrucciones y el tener que dar la organización relojes que pitaran la hora…  fue lo único a destacar del inicio. Mientras tanto nos dio tiempo a releer las instrucciones de la hoja de respuestas como 6-7 veces, acabar con las gominolas, revisar si el móvil estaba o no apagado otras 10 veces, mediar la botella de agua, a que nos leyeran las instrucciones pausadamente, volvimos a hacer tiempo para la apertura de la caja (8:45), más tiempo para repartir y revisar cuadernillos(8:55) y por fin dieron las 9:oo!

En cuanto al examen, pues lo que ya sabíamos mas o menos: 100 preguntas sobre legislación de la Junta de Andalucía, procesos, protocolos, rutas sanitarias, escalas de valoración, vacunas, check-list, salud infantil, paliativos, consentimientos informados, la bioética también a estado presente,transporte sanitario, triaje, atención especializada y primaria, gestores de casos…; en definitiva como se suele decir se han tocado la mayoría de los palos. Algunas preguntas nulas del tirón por estar incompletas, creo que se han quedado cortos con las de reserva…

hoja de respuestas

La 2ª parte estaba formada por 3 casos prácticos de los que se han derivado 50 preguntas que se centraban bastante en la NANDA y las valoraciones de enfermería, además de consejo sanitario y educación para la salud. Casos centrados en Enfermería infantil, en los cuidados paliativos y cirugía ortoprotesica con complicación.

¿Difícil? A mi parecer no, hay preguntas que llevaban a la duda, otras al creer que no sabes nada, otras que aparecían intercaladas y te hacían parecer listo (Benditas fases del PAE! xD), pero centrándonos en los importante, habiendo estudiado sin duda creo que era el examen ideal para conseguir esa plaza tan ansiada!

Ante todo mucha suerte a todos y disfrutar del Domingo y por que no pensar en el dicho ese de… “A quien madruga…” 🙂

Y a vosotros, ¿Qué os ha parecido? ¿Qué tal en Canarias?

Anuncios

El “Salvame” de la enfermería

A día de hoy nos encontramos en un momento de crecimiento, Enfermería está formándose metodológicamente para crear una base de conocimiento nuevo y validado; gracias a procesos de investigación e innovación que nos permitan llevar a cabo unos cuidados basados en la más nueva evidencia científica.

Las Universidades hace tiempo que integraron la investigación en sus planes de estudios, permitiendo a los jóvenes enfermeros ir poniéndose en contacto con este mundo. Ya no solo durante la carrera sino que ahora también son diversos los postgrado que nos hacen formarnos en Investigación. Me he referido a postgrado como formación oficial, pero ya son muchos los cursos que se realizan a través de organizaciones sindicales, colegios, hospitales, entre otros.

A raíz de este auge de la investigación en Enfermería plataformas, sindicatos, asociaciones,… Aprovechando el tirón y la necesidad de puntos en las bolsa en este ámbito y proliferaron los diversos congresos. Nacionales, internacionales, presenciales y mención aparte merecen los virtuales.

Al principio se miraba con indecisión, duda, la gente se pensaba incapaz de participar, hacer un póster o un resumen de la literatura. Aun la búsqueda en revistas y bases de datos estaba aun restringida y sin suficiente formación como para llevar a cabo una búsqueda eficaz. Y si, tenemos que agradecer que esto se pusiera en marcha. Ahora somos más capaces, podemos aportar cosas a la Enfermería. Enfermeros e investigadores, suena bien.

Pues manos a la obra, búsqueda sistemática de congresos vía google: “congreso virtual enfermería”; miles de enlaces. A ver este me puede interesar, este también… hacemos una lista, anotamos precio, si es internacional o nacional, numero de trabajos máximo por autor y fechas. Tras una primera toma de contacto y una evaluación inicial nos decantamos por el que según precio y máximo numero de trabajos y ya sería la leche si es “internacional”. Se te hace la boca agua pensando en los puntos para la bolsa. Llamas a tu amigo/a y os dividís la carga de trabajo. Elegís los posibles temas y os ponéis al lío. Si mejor póster, más rápido. Algún que otro corta y pega, Síntesis de resultados de 1 o 2 artículos, ¿Es suficiente no? Bueno mandaremos el resumen a ver si cuela… Día del resultado, una notificación te avisa de que tu bandeja de entrada tiene un nuevo mensaje: “La organización del congreso le comunica que su trabajo ha sido pre-seleccionado”.  Toma! pues no ha sido tan complicado, seguro soy una máquina! Que fácil…

Llega el día de la apertura del congreso, accedes y lees las condiciones para obtener tu certificado de “asistente” y “congresista”: debe visualizar al menos 50 trabajos (y puntualizan: no te preocupes, no los tienes que leer, basta con hacer “click” en el link), participe en los foros, vote trabajos…

Pues bien el primer día, simultáneamente, mientras ves  las noticias de la 1, abres 25 links (repartiremos el trabajo), de vez en cuando lees algún trabajo para ver que se cuece por el congreso, participas en el foro : “Muy buen aporte, Gracias” “Estoy de acuerdo” “Muy buenos trabajos” (Ejemplificación clara del intercambio de conocimientos e interacción entre congresistas). Ultimo día, todos los trabajos visualizados, participación en foros OK, encuestas hechas… PERFECTO! Puede descargar sus diplomas. Fácil y Sencillo y para toda la familia…

Enserio, ¿esta es nuestra forma de investigar? ¿Estos métodos son los mejores para fomentar la investigación? Para mi es un atraso; he de decir que he sido la primera en participar en este tipo de congresos y que igual es una buena forma de empezar. Pero un día te formas y de verdad encuentras el sentido de una buena investigación y es cuando consideras que esto se nos ha ido de las manos. Es una forma de recaudación de dinero y de puntos falsos sin ningún rigor. Si analizáramos realmente los trabajos veríamos las aberraciones que se consideran conocimiento científico. Se llegan a ver trabajo iguales con diferentes títulos, 0 referencias bibliográficas, relatos dignos de la revista “HOLA”. ¿De verdad podemos creer que hay un comité que evalúa los trabajos? ¿En que se basan para admitir trabajos? ¿Se marcan un tope de dinero y hasta que no lo consiguen no rechazan? ¿Qué validez tienen esos diplomas? ¿Realmente podemos decir que está aumentando la investigación?

Creo que son buenas herramientas, pero que no se han sabido utilizar. Son el vertedero del “mal hacer” y del ansia incontrolada de puntos. Seguramente la falta de trabajo en Enfermería nos haya llevado a convertir en una red de contrabando los congresos en vez de una herramienta útil.

Cribar mejor los trabajos con una serie de normas que controlen y fomente el verdadero crecimiento de la investigación en Enfermería. Me parece una falta de respeto por quien de verdad le dedica tiempo… tanto por parte de la organización (que debería dar ejemplo de rigurosidad) como por la gente que solo participa por los puntos y no por aportar conocimientos que nos permitan “rediseñar” los cuidados. O esto mejora o transformaremos los congresos virtuales en el “Sálvame” de la Enfermería.

Y tu ¿Te unes al cambio?